Si has buscado información sobre la donación de óvulos seguro que, incluso en medios de comunicación conocidos, has leído algún testimonio con alguna de la afirmaciones de este artículo. 

Ante todo, diremos que la donación de óvulos es un acto altruista y que no hay dinero en el mundo que pague la felicidad que muchas mujeres sienten cuando logran tener un hijo gracias a los óvulos donados de otra mujer ya que de otra manera sería imposible.

La compensación económica que las donantes reciben por sus óvulos está marcada por Ley, en Equipo Juana Crespo tratamos a nuestras donantes con el máximo respeto y la máxima profesionalidad y anteponenemos siempre su bienestar a cualquier otro interés.

5 grandes mentiras sobre la donación de óvulos

1. Me pagan 1.000 euros, pero hay clínicas que pagan mucho más. La donación de óvulos es un acto altruista y no es que se pague 1.000 euros, de hecho, no pagamos nada. La donación de óvulos es siempre un acto altruista, no remunerado.

El Real Decreto ley 9/2014, de 4 de julio, por el que se establecen las normas de calidad y seguridad para la donación, la obtención, la evaluación, el procesamiento, la preservación, el almacenamiento y la distribución de células y tejidos humanos y se aprueban las normas de coordinación y funcionamiento para su uso en humanos, recoge la «Gratuidad y carácter no lucrativos» del proceso de donación en su Capítulo I, Artículo 3.

“La donación de óvulos será, en todo caso, voluntaria y altruista, no pudiéndose percibir contraprestación económica o remuneración alguna por la donante. Las donantes podrán recibir una compensación de la institución responsable de la extracción, limitada, estrictamente, a cubrir los gastos e inconvenientes derivados de su obtención en concepto de dietas, restitución de ingresos económicos perdidos o similares.”

Lo que ocurre es que, tal y como establece la Ley, la donante recibe una contraprestación económica  por las molestias ocasionadas durante el proceso de donación como son los gastos de traslado, las dietas, las horas que no se haya podido trabajar etc.

2. Es un gran negocio para la clínica que vende mis óvulos por 9 veces más de lo que me pagan. Totalmente falso. En ningún caso vendemos óvulos. Lo que hacemos es un tratamiento de Fecundación In Vitro con óvulos donados (ovodonación) a otra mujer.  Te desglosamos algunos de los conceptos de la inversión sanitaria que en nuestra clínica hacemos para cada donante.

  • Medicación preparatoria con anticonceptivos
  • Medicación de la donante durante el proceso de donación
  • Revisión médica y ginecológica en profundidad que incluye ecografía en 3D
  • Test de enfermedades genéticas (test de portadores) de la donante e interpretación de los resultados
  • Analíticas de sangre antes y durante el proceso
  • Controles ecográficos (al menos 3 controles)
  • Contraprestación económica de la donante
  • Gastos de anestesia, quirófano, laboratorio FIV
  • Sueldos del personal (psicóloga, enfermeras, personal administrativo, etc)
  • Mantenimiento e instalaciones de la clínica y servicio de urgencias (disponible para nuestras donantes durante el proceso y, tras la punción, las semanas necesarias hasta el alta médica)

Por supuesto que las clínicas de Reproducción Asistida obtenemos beneficios económicos por todos los tratamientos y servicios que prestamos, al igual que todas las profesiones y todas las clínicas privadas, sin embargo la inversión de la clínica es mucho más de lo que se piensa.

3. No quieren donantes gordas o con mala figura. Totalmente falso. Para ser donante hay que tener un IMC  (índice de masa corporal) entre 18 y 25. Este es el índice que marca la OMS (Organización Mundial de la Salud) como saludable. Estar por debajo de 18 o por encima de 25 solo nos importa por temas de medicación y anestesia. Para nosotros, la salud de la donante es lo primero y sobrepasar por arriba o por debajo estos límites podría suponer asumir riesgos innecesarios en la cantidad de medicación y en el suministro de la anestesia. Si quieres ampliar más información acerca de este tema, puedes leer nuestro post: Para donar óvulos ¿hay que estar delgada? 

4. Las clínicas de donación son racistas y tampoco aceptan a chicas feas. ¡Está si que es buena!. La asignación de una donante a una receptora se hace por similitud con el “fenotipo” de la receptora. Es decir, se le asigna una donante con similar color de ojos y pelo, complexión parecida y grupo sanguíneo compatible. No nos fijamos si nuestras donantes son más guapas o más feas, si no si su fenotipo coincide con la receptora. Lo mismo ocurre con las diferentes razas, entre nuestras donantes hay mujeres latinas, orientales, africanas, caucásicas, etc., no obstante, las receptoras más frecuentes son mujeres caucásicas castañas de ojos marrones y tez blanca.

5. La donación adelanta la menopausia. Totalmente falso. Donar óvulos ni adelanta la menopausia ni te va a impedir ser madre en un futuro. Puedes leer detenidamente aquí la explicación.