La donación de óvulos genera muchas preguntas entre  ellas si el proceso de donación puede afectar a la fertilidad de la futura donante y sobre si es un proceso seguro. Aunque la donación de óvulos puede conllevar algunos riesgos mínimos, este proceso no afecta nunca a la futura fertilidad de la donante, por lo que la afirmación de que donar te deja estéril no es cierta.  Tampoco pone en peligro su reserva ovárica ni incrementa el riesgo de padecer cáncer o de sufrir menopausia precoz.

En este artículo, desde Equipo Juana Crespo profundizamos sobre el proceso de donación, la creencia de que donar óvulos te deja estéril,  y sobre cómo puede afectar a la salud de la mujer.

Donación de óvulos y fertilidad: verdades y mitos

Una mujer nace con un volumen aproximado de entre 500.000 y 1.000.000 de óvulos. De todos ellos, sólo unos 500 llegarán a madurar y a tener posibilidades reales de ser fecundados. El resto, se eliminarán de forma natural con el paso del tiempo, o bien a través de la menstruación. Es decir que, según estas cifras, la donación de óvulos no pone en ningún caso en riesgo ni compromete la reserva ovárica femenina.

Objetivamente, este proceso tampoco afectará a la fertilidad. De hecho, para poder convertirse en donante la mujer debe ser completamente fértil (se realizan pruebas para comprobarlo) y, una vez superado la fase de la donación, volverá a ovular de forma normal y podrá tener descendencia si así lo desea.

Aún así,  muchas las mujeres creen que donar sus gametos afectará a su fertilidad inmediata o en el futuro. Por ello, la revista “Fertility and Sterility” realizó en 2014 una investigación que concluía que infertilidad y ovodonación no estaban relacionadas. Lo de que donar óvulos te deja estéril no es cierto.

Para realizar este estudio, se entrevistó a 194 mujeres donantes. Todas ellas se habían sometido a los tratamientos de estimulación ovárica entre 1999 y 2010. De este total, únicamente un 16% declararon haber tenido alteraciones puntuales en su ciclo menstrual y, sólo 60 manifestaron haber intentado quedarse embarazadas durante los 4-5 años posteriores a la donación. 57 lo consiguieron sin problemas ni ayuda médica; las tres restantes tuvieron que someterse a un tratamiento por problemas de fertilidad en su pareja.

Por último, también existe la creencia de que la donación de óvulos y la estimulación ovárica correspondiente pueden provocar la aparición del Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP), un patología directamente relacionada con los problemas de fertilidad de la mujer. Sin embargo, esta supuesta relación tampoco está probada científicamente por dos motivos:

  • Las hormonas administradas afectan únicamente a un ciclo menstrual.
  • El ovario poliquístico depende de muchos factores, entre ellos la herencia genética.

Un proceso seguro

La donación de óvulos se considera un proceso seguro que permite que muchas mujeres y parejas con problemas de fertilidad puedan tener hijos.

El proceso médico, desde la selección de pacientes a la extracción de ovocitos, debe ser supervisado y realizado por equipos médicos cualificados como en Equipo Juana Crespo, de acuerdo con la normativa vigente, que en la legislación española aparece contemplada en la Ley  14/2006 de Reproducción Humana Asistida.

Antes de comenzar, la donante recibe medicación (durante 10-12 días), con la finalidad de estimular sus ovarios y que estos produzcan más de un ovocito durante la ovulación. Esta estimulación puede hacerse con un tratamiento oral, con la administración de hormonas por vía subcutánea o  por una combinación de ambas técnicas.

El equipo médico experto es el encargado de fijar el día adecuado para la punción folicular, o lo que es lo mismo, para la extracción de los óvulos. El proceso es sencillo y rápido (no más de 30 minutos), no deja puntos ni cicatrices, y se realiza mediante una punción ovárica controlada en todo momento por una ecografía. La intervención se realiza en quirófano y la paciente recibe sedación anestésica poco profunda.

Una vez realizada la extracción, la donante debe descansar hasta que desaparezca definitivamente el efecto de la sedación. Después, puede marcharse a casa y realizar vida normal, aunque los médicos aconsejan no hacer ejercicio intenso o esfuerzo físico prolongado durante las horas siguiente a la punción (reposo moderado durante 24 horas).

Durante los días posteriores, el equipo médico de la clínica de reproducción asistida comprobará que la paciente se encuentra en perfecto estado de salud.

Ahora ya sabes que lo de donar óvulos te deja estéril es mentira y que es un proceso totalmente seguro. Por ello, si tienes en mente hacerlo, comprueba si cumples los requisitos y pide cita en Equipo Juana Crespo para que te guiemos en todo el proceso. Quedarse embarazada después de donar óvulos es posible, así que no te preocupes de nada y confía en nosotros.