Donar óvulos a una hermana

En España la donación de gametos (óvulos y esperma) ha de ser anónima por lo que no es posible donar óvulos a una hermana

Ocurre muchas veces que la fertilidad de las mujeres de una misma familia es totalmente opuesta. Mientras la madre o la hermana no tuvieron ningún problema en quedarse embarazadas y se les ha atribuido un grado tan alto de fertilidad que se preñan con solo mirarlas, otra de las hijas no consigue embarazarse ni con técnicas de reproducción asistida. El diagnóstico es claro, sus óvulos no sirven y parece que su única salida es recurrir a los óvulos de una donante apta.

Gesto altruista por encima de todo

Surge entonces la duda de ¿puedo donar óvulos a mi hermana si yo ya no los necesito? La respuesta es simple, en España no. Está claro que el sentimiento que mueve a esta donante es un sentimiento de generosidad y amor hacía su hermana por encima de todo. “Ella no tiene y a mí me sobran, quiero librarla de este sufrimiento que está haciendo que lo pase realmente mal”

Pero la Ley española es clara al respecto: “La donación será anónima y deberá garantizarse la confidencialidad de los datos de identidad de los donantes por los bancos…”

Pero sí que existen países en los que la donación de óvulos no es anónima, es más, establecen como derecho. También en Estados Unidos se puede seleccionar donante. Cuando una mujer ha de tomar la decisión de intentar ser madre con los óvulos de otra son muchas las dudas que le surgen y este anonimato puede parecer un freno para tomar la decisión.

El impacto psicológico de la donación de óvulos entre hermanas

Muchos expertos hablan del posible impacto psicológico del proceso de la donación, por eso, en Equipo Juana Crespo nuestra psicóloga evalúa si nuestras donantes están preparadas emocionalmente para donar y les acompaña durante todo el proceso. También en las receptoras el estado emocional es importante, despejar cualquier duda sobre si son o no las madres biológicas o gestionar la ansiedad que este proceso genera es fundamental. En el caso de una donación entre hermanas el impacto puede ser aún mayor y crear situaciones de tensión y dependencias emocionales dentro de la unidad familiar. La revelación de sus orígenes al niño puede causar una confusión y un impacto psicológico mayor del que podemos pensar en un primer momento con lo que ese acto altruista y de amor entre hermanas podría ser fuente de conflicto y generador de dudas.

En cualquier caso, en España no es legal y no es una práctica que Equipo Juana Crespo ni ningún centro de Reproducción Asistida serio realice. Nuestro consejo es que si quieres ayudar, dones igualmente porque la receptora podría ser tu hermana o tu mejor amiga.