La donación de óvulos es un proceso en el cual una mujer entrega sus óvulos para que puedan ser fertilizados de manera asistida. Las razones para hacerlo pueden ser varias: por ayudar a otras mujeres, por los controles médicos y ginecólogos gratuitos, por el estudio genético gratuito o por la compensación económica resarcitoria.

No obstante, donar óvulos implica una serie de factores que influyen en la donación y que has de conocer.

En este artículo, desde Equipo Juana Crespo nos centramos en las consecuencias de donar óvulos para que, aquellas mujeres que quieran realizar esta práctica, tengan toda la información y puedan tomar una decisión basada en la realidad.

¿Puede haber peligros en la donación de óvulos?

Cuando una mujer se plantea la posibilidad de donar óvulos, una de las primeras dudas que le vienen a la cabeza es si el tratamiento les va a resultar peligroso. Sin embargo, es importante que sepas que todos los problemas derivados de la donación ya son conocidos por nuestro equipo médico.

Además, en las pruebas médicas exhaustivas realizadas previamente a la donación, se valora que mujeres pueden o no donar óvulos por el riesgo que les pudiera implicar este proceso.

Pese a que la donación de óvulos es un técnica completamente segura si es llevada a cabo por profesionales especializados, el hecho de la administración de hormonas a través de inyecciones puede derivar en algunos efectos secundarios leves para la mujeres donantes.

Las consecuencias de donar óvulos debido a la medicación podrían ser similares a las que se producen en los periodos de la menstruación, o en una citología.

Los consecuencias más habituales son:

  • Hinchazón abdominal y molestias derivadas de los pinchazos.
  • Pesadez en las piernas.
  • Cansancio/fatiga.
  • Sensación de presión en la zona de los ovarios.

Donar óvulos: ¿riesgos psicológicos?

Durante el tratamiento hormonal es posible que la paciente experimente una mayor irritabilidad, o ganas de llorar, entre otros posibles cambios de humor. Esta consecuencia de donar óvulos es debida a la medicación que está basada en hormonas y, al igual que nos sucede cuando va a aparecer el periodo menstrual, podemos encontrarnos más sensibles y emotivas.

Pese a que los cambios de humor pueden aparecer, las consecuencias psicológicas en Equipo Juana Crespo son prácticamente nulas.  Como bien sabes, previamente a la donación de óvulos, se realiza el correspondiente test psicológico, el cual determina -entre otras cosas-, si estás o no capacitada para comenzar este proceso.

Más allá de las pruebas psicológicas a las que recurrimos, para reducir la probabilidad de aparición de esta consecuencia de donar óvulos, durante todo el proceso estarás guiada y supervisada por una psicóloga. En  Equipo Juana Crespo queremos que todo este proceso sea siempre cómodo para ti.

¿Donar óvulos aumenta las posibilidades de quedarte embarazada?

Durante el proceso de donación de óvulos estarás más estimulada de lo habitual. Esto es normal y se debe al propio tratamiento. Es por ello que muchas personas valoran el aumento de la fertilidad como una consecuencia de donar óvulos.

La donación de óvulos es compatible con mantener relaciones sexuales. No obstante, se recomienda que sean con preservativo y, como máximo, hasta el día 7 u 8 desde el inicio del suministro de la medicación. No se deben mantener relaciones sexuales en la donación de óvulos los días cercanos a la punción. Tras la extracción de óvulos se puede tener sexo pero siempre con preservativo hasta la siguiente regla. En conclusión, únicamente deberás abstenerte de relaciones sexuales unos 4 o 5 días, el resto podrás mantener relaciones con preservativo.

Si optas por la donación de óvulos, nuestro equipo te dará las pautas específicas para evitar que un embarazo no deseado se produzca durante el tratamiento. Aún así, has de saber que se tratan de unos pequeños tips fáciles de cumplir. Recuerda que el tratamiento tiene una duración aproximada de 12 días, por lo que no sufrirás grandes cambios en tu día a día.

Donación de óvulos e hiperestimulación ovárica: un riesgo que se puede evitar

Cada mes nuestros ovarios reclutan de forma natural un número de folículos y, en general, solo uno de esos folículos madurará y alcanzará el tamaño y estructura adecuados para ser fecundado, los demás folículos se pierden.

En la donación de óvulos y durante lo que llamamos estimulación ovocitaria, la medicación inyectada hace que pongamos la mayor cantidad de folículos a madurar en vez de solo uno. Estos folículos van creciendo y ocupan un espacio en los ovarios, por eso nos sentimos más hinchadas y más pesadas, en especial los últimos días de la estimulación.

El síndrome de hiperestimulación se da cuando hay una respuesta exagerada a la estimulación consecuencia de la medicación hormonal suministrada y los ovarios sufren demasiado.

Pese a que este proceso ocurre en casos puntuales, puede llegar a ser grave. Sus principales síntomas son: náuseas, vómitos, dolor y distensión abdominal, fiebre, mareos, taquicardia, hipertensión, etc.

Por eso es tan importante, a la hora de comenzar un proceso de donación de óvulos, ponerse en manos de los mejores profesionales, con experiencia en estimulación de donantes de óvulos y en un centro que tenga la tecnología y los medios necesarios para prevenir una hiperestimulación ovárica.

Equipo Juana Crespo cuenta con los mejores profesionales médicos y la experiencia necesaria. Lo que permite que te ofrezcan las garantías suficientes para llevar a cabo el proceso.

La donación de óvulos es una técnica segura y que cuenta con un porcentaje de éxito altísimo. Pese a ello, hay que ser conscientes que también hay implícitas una serie de consecuencias de donar óvulos.  

A la hora de tomar la decisión de ser donante de óvulos es importante que las tengas en cuenta todos los aspectos mencionados previamente. Poniéndose en manos de profesionales, los riesgos de la donación de óvulos es mínimo y, los efectos secundarios son en prácticamente todos los casos, muy leves.