España es uno de los países donde más donaciones de óvulos se realizan. Sin embargo, y a pesar de ser una técnica consolidada, todavía hay falsos mitos sobre la donación de óvulos que impiden a muchas mujeres convertirse en donantes.

Un proceso con todas las garantías legales y médicas

La donación de óvulos es un acto voluntario, anónimo y solidario; y el proceso médico es sencillo y corto.

A nivel legal, el proceso está recogido en el Real Decreto 412/1996, en la Ley 14/2006, de 26 de mayo y en el Real Decreto-Ley 9/2014 de 4 de julio. Esta normativa regula, entre otros aspectos, la selección y evaluación de las donantes (mujeres de entre 18 y 35 años, con plena capacidad de obrar y buen estado de salud físico y psicológico), los requisitos de las receptoras y los centros que pueden realizar este proceso.

Esto es lo básico. Sin embargo, es posible que tengas preguntas consecuencias debido a algunos falsos mitos sobre la donación de óvulos que todavía persisten en nuestra sociedad. ¿Solo puedo donar un número de determinado de veces? ¿Podré tener hijos biológicos en el futuro? ¿Tengo más riesgo de sufrir menopausia precoz, cáncer o síndrome de ovario poliquístico tras el tratamiento hormonal y la extracción de mis óvulos? 

A continuación derribamos y aclaramos éstos y otros mitos sobre la donación de óvulos.

7 mitos sobre la donación de óvulos

Si donas tus óvulos puedes tener problemas de fertilidad

Esta afirmación es uno de los mitos de la donación de óvulos extendidos y es completamente falso. La donación de óvulos no compromete tu fertilidad presente ni futura, y tampoco causa  menopausia precoz.

Para hacernos una idea, en cada ciclo menstrual únicamente madura un óvulo, mientras cientos de ovocitos son «eliminados» de manera natural. El tratamiento hormonal de la donación consiste precisamente en facilitar que un mayor número de ovocitos madure y puedan extraerse con fines reproductivos.

Las mujeres que han sufrido un aborto no pueden ser donantes de óvulos

Esta afirmación también es falsa. Muchas mujeres han sufrido un aborto por diferentes motivos y eso no implica un problema médico ni de fertilidad, por lo que pueden ser donantes si cumplen con los requisitos médicos y legales.

La extracción de óvulos es dolorosa y tiene muchos efectos secundarios

La mayoría de mujeres toleran la donación de óvulos sin que revierta consecuencias para su salud. La donante está dormida durante todo el proceso con una sedación suave. Según la Sociedad Española de Fertilidad, únicamente un 0,5-2,8% de las mujeres presentan complicaciones posteriores como hemorragias, y los casos de sangrado abdominal son inferiores al 0,34%.

Aún así, antes de donar un especialista te informará sobre los posibles efectos secundarios de la intervención.

Ser donante de óvulos aumenta el riesgo de cáncer de ovario y de Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP)

Esta afirmación también es falsa y es otro de los mitos de la donación de óvulos que más preocupa a las futuras donantes.

Actualmente no existen evidencias científicas que vinculen la estimulación ovárica o la punción folicular con patologías como el cáncer de ovario (ni con ningún otro cáncer ginecológico) o la aparición de SOP, una afección endocrina compleja y heterogénea relacionada con el desequilibro hormonal.

En principio la estimulación ovárica no produce desajustes hormonales porque se ajusta al ciclo menstrual natural de la mujer. No obstante, si tienes Síndrome de Ovario Poliquístico y quieres donar tus óvulos,  será tu especialista quien te indique las posibles consecuencias.

Las mujeres que toman la píldora o que llevan un DIU no pueden ser donantes

Algunas mujeres piensan que los anticonceptivos son una contraindicación para ser donante de óvulos o un motivo de rechazo en el proceso de selección. Sin embargo, también se trata de un falso mito de la donación de óvulos.

Las mujeres que toman anticonceptivos orales como la píldora pueden donar sus óvulos, aunque deben interrumpir el tratamiento un mes antes del proceso (bajo supervisión de su ginecólogo). También pueden ser donantes aquellas que llevan DIU (no es necesario retirar el dispositivo para hacer un ciclo de donación) e incluso aquellas que se hayan sometido a una ligadura de trompas. En este último caso, el proceso quirúrgico afecta a la fertilidad pero no a la actividad de los ovarios, que es desde dónde se extraen los óvulos.

Cada mujer puede donar un número de óvulos concreto

El número de óvulos que puede donar una mujer no está limitado. De hecho, una paciente puede someterse a varios ciclos de donación en función del resultado del proceso y de la calidad de sus ovocitos. Por supuesto, será siempre un especialista quien determine la conveniencia o no de cada donación, con un mínimo de tres meses entre una y otra.

En cualquier caso, la legislación española de Reproducción Asistida establece que el número máximo de niños nacidos en España a partir de óvulos de una misma donante es de seis, independientemente de si la donación se ha hecho en una o en varias clínicas de reproducción asistida. El motivo es evitar las probabilidades de interacción entre hijos provenientes de una misma donante, es decir, para prevenir la consanguinidad inadvertida.

En el futuro un posible descendiente biológico podría contactar conmigo

Aunque este tema también preocupa a las donantes, afortunadamente se trata de un mito de la donación de óvulos prácticamente derribado. Esta opción no podría darse en ningún caso. La donación de óvulos es completamente anónima y la ley prohíbe expresamente revelar la identidad de los bebés nacidos con esta técnica. Por tanto, ni las donantes pueden contactar con los niños ni viceversa.

Esperamos haberte ayudado a eliminar algunos mitos frecuentes sobre la donación de óvulos. Si tienes entre 18 y 35 años y te planteas ser donante, contacta con nosotros. Resolveremos todas tus dudas.