Marcar un límite de edad en las donantes de óvulos es necesario para que las propias donantes puedan someterse a un proceso que garantice un buen resultado; sin que pueda tener un impacto en su estado de salud o en su fertilidad. Es por esto que, el Real Decreto 412/1996 inscrito dentro de la propia legislación española especifica que, la edad máxima para donar óvulos es de 35 años.

El límite de edad es importante para asegurar un proceso con las máximas garantías para todas las partes involucradas en el proceso.  Está demostrado médicamente que, a partir de los 35 años, la reserva ovárica de la mujer comienza a descender.

Pese al límite legalmente establecido, en Equipo Juana Crespo marcamos los 30 años como la edad máxima para la donación de óvulos. Y el motivo no es otro que asegurar la seguridad y calidad del proceso. Puntualmente tenemos donantes de 31 o 32 años, pero se trata de casos excepcionales.

En este artículo, desde Equipo Juana Crespo te explicamos las diferentes razones que nos llevan a limitar la donación de óvulos después de los 30 años.

Tu salud, lo más importante

Marcar un límite de 30 años no tiene otro objetivo que conseguir que la donación de óvulos sea un proceso cómodo y satisfactorio para ti.

Más allá de la satisfacción personal y la ayuda que le ofrecerás a una pareja con problemas de fertilidad, lo que conseguirás con Equipo Juana Crespo es un trato personalizado ya que siempre escuchamos tus necesidades.

El principal interés de nuestro equipo es que la donación de óvulos sea un proceso cómodo y satisfactorio. Y quién sabe si, en el futuro, puedas repetir o recomendarlo a alguna persona cercana.

El hecho de donar óvulos en una edad comprendida entre los 18 y los 30 años, nos permite abordar el proceso sin riesgos porque te encuentras en el rango de edad perfecto.

Procesos asociados a la donación de óvulos

Más allá de limitar la donación de óvulos en 30 años (5 antes de lo marcado en la Ley), existen otra serie de aspectos que desde Equipo Juana Crespo valoramos para asegurarnos que este proceso será totalmente satisfactorio para ti.

Es por ello que en el momento que has decidido donar óvulos te beneficiarás de:

  • Un estudio ginecológico y genético completo. En la clínica te haremos exámenes genéticos, revisiones ginecológicas y todas la pruebas necesarias siempre de manera gratuita. Algo que no solo te servirá para conocer tu estado ante una donación de óvulos, también para saber el estado de tu salud reproductiva.
  • Seguimiento por los mejores profesionales. Tu salud es nuestra prioridad, pero también que te encuentres cómoda durante todo el proceso. Si aparecen cambios en tu estado anímico, nuestra psicóloga estará siempre a tu lado, para que en todo momento te sientas acompañada en el proceso de donación de óvulos..

Debes saber que la donación de óvulos no es un proceso complicado, pero sí influye en su éxito la edad de la donante. El proceso de la donación de óvulos en mujeres de menos de 30 años, es mucho más llevadero y necesita de menos dosis de medicación.

Desde Equipo Juana Crespo queremos asegurarnos que podemos obtener óvulos de calidad pero, sobre todo, vamos a conseguir minimizar los riesgos que puedan derivarse de un exceso de medicación.

Tal y como señalan los estudios médicos, en la etapa que corresponde a una franja de edad entre 18 y 30 años la mujer se encuentra en un estado de salud óptimo para poder ser donante de óvulos.

En Equipo Juana Crespo nos tomamos muy en serio lo que hacemos y queremos darte siempre lo mejor. Por ello, para conseguir las máximas garantías y, sobre todo, la seguridad y salud de vosotras, nuestras donantes, limitamos la donación de óvulos a los 30 años.

Ven a conocernos y aprovéchate de todos los ventajas que te ofrecemos en Equipo Juana Crespo con la donación de óvulos.