La donación de óvulos ayuda a muchas mujeres a cumplir su sueño de ser madres. Se trata de un acto altruista, muy beneficioso para la sociedad y que puede causarnos una importante satisfacción personal. Por eso, cada vez son más las mujeres jóvenes que toman la decisión de hacerse donante de óvulos.

¿Por qué hacerse donante de óvulos? ¿Qué nos impulsa a tomar esta decisión?

La infertilidad afecta a 50 millones de parejas en todo el mundo. Solo en nuestro país, más 600.000 parejas tienen problemas para concebir y cada año se diagnostican 16.000 nuevos casos. En este contexto, no podemos obviar los avances tecnológicos aplicados a la medicina y los beneficios que éstos nos aportan en algunos campos, entre ellos el de la reproducción asistida, donde la ovodonación ha supuesto toda una revolución. De hecho, en los últimos 10 años los tratamientos con óvulos donados han incrementado más de un 80% y, actualmente, son una de las técnicas más exitosas para parejas con problemas de fertilidad.

La pregunta es: ¿podemos contribuir de manera individual a mejorar esta situación? Evidentemente, la respuesta es que sí. Donar óvulos es un acto generoso que ayuda a otras mujeres a tener sus propios hijos, un acto de realización personal y de madurez con el que  aportamos nuestro granito de arena a la sociedad. Es entonces cuando surge otra cuestión: ¿es este motivo suficiente para hacerse donante de óvulos o necesitamos algún estímulo más?

Como mujeres, las causas que nos llevan a tomar una decisión de estas características son personales y diferentes en cada caso. Aún así, no podemos negar que existen historias o escenarios comunes. Algunas lo hacemos sensibilizadas por situaciones cercanas de amigos o familiares que tienen problemas para tener hijos. Otras, decidimos someternos a este proceso porque, una vez experimentada la maternidad, queremos ayudar a otras mujeres a formar su propia familia. También las hay que tomamos la decisión tras conocer la experiencia positiva de otras donantes que nos cuentan cómo es el proceso y qué beneficios han obtenido por ello. Y, por último, también hay mujeres que deciden hacerse donante de óvulos, simplemente, como un acto de solidaridad y empatía.

5 Razones para donar tus óvulos

Cualquier motivo para hacerse donante de óvulos es válido y lícito siempre que se trate de una decisión personal, consciente y voluntaria. Además, con este acto también obtenemos otros beneficios que pueden convertirse en razones de peso a la hora de tomar esta decisión.

Regalas vida

Gracias donación de óvulos las mujeres fértiles tenemos en nuestras manos la oportunidad de “regalar vidas”. Muchas veces, vemos este un acto de solidaridad entre nosotras, de mujer a mujer, pero también lo es con la sociedad.

Te sentirás mejor contigo misma

Para muchas mujeres, ser madre es un gran sueño y no poder cumplirlo se convierte en una fuente de frustración. Al hacernos donantes de óvulos empatizamos con todas ellas y les ayudamos a superar esta situación de manera altruista, sintiendo una gran satisfacción personal por ello.

No afectará a tu vida diaria

La donación es un proceso corto que apenas afecta a nuestras actividades cotidianas. El tratamiento hormonal es poco invasivo y suele durar una media de 8-10 días en los que debemos acudir un par de veces a la clínica para evaluar y medir los ovocitos.

La punción folicular se realiza en quirófano y no requiere ingreso hospitalario. La recuperación es rápida (2-3 horas, hasta que pasa el efecto de la sedación), y en apenas 48 horas podemos retomar nuestra vida normal.

Conocerás tu estado de salud ginecológica

La ovodonación está supervisada en todo momento por profesionales médicos y en ningún caso afecta a nuestra fertilidad presente o futura. De hecho, antes de hacerse donante de óvulos, cualquier mujer nos sometemos a una revisión médica que incluye examen ginecológico completo, análisis genético, análisis de sangre y de serologías y análisis de la calidad ovocitaria, una prueba que únicamente puede hacerse por la extracción de óvulos. Todas estas pruebas son gratuitas para las donantes, y nos permiten conocer nuestro estado de salud sexual y reproductivo de manera gratuita.

Recibirás una compensación económica

A pesar de ser un acto altruista, la Ley contempla que las donantes de óvulos podemos recibir una compensación económica resarcitoria por las molestias ocasionadas por desplazamientos, visitas médicas o permisos laborales, tal y como  recoge el Artículo 3 de la Ley de Reproducción Asistida. (Capítulo I, del Real Decreto ley 9/2014, de 4 de julio: “La donación de óvulos será, en todo caso, voluntaria y altruista, no pudiéndose percibir contraprestación económica o remuneración alguna por la donante. Las donantes podrán recibir una compensación de la institución responsable de la extracción, limitada, estrictamente, a cubrir los gastos e inconvenientes derivados de su obtención en concepto de dietas, restitución de ingresos económicos perdidos o similares.”) A la hora de saber cuánto pagan por donar óvulos variará en función de la clínica.

Hacerse donante de óvulos en Equipo Juana Crespo

Hacerse donante de óvulos es una decisión seria y comprometida que también puede ser muy satisfactoria a nivel personal. Hay que tomarla de forma consciente y sabiendo que estás en las mejores manos. En Equipo Juana Crespo nuestras donantes son tratadas por un equipo de ginecólogas, psicólogas y enfermeras especializadas en donación.  
En cada visita recibirás un informe médico completo y un estudio personalizado de tu salud reproductiva, y te realizaremos gratis un test genético completo para que, en el futuro, tus hijos puedan nacer libres de las principales enfermedades genéticas. Además, tendrás descuento en todos los servicios médicos de la clínica en el futuro y, si lo deseas, podrás formar parte del grupo de apoyo a donantes, desde donde compartirás tu experiencia con otras mujeres. ¿Te unes a nosotras?