Ser madre es el sueño de muchas mujeres pero, a veces, los sueños no siempre son fáciles de alcanzar.

A lo largo de la historia, siempre ha existido el concepto de la infertilidad. La diferencia con el momento actual es que, en el pasado, la edad media de una mamá primeriza solía ser muy inferior a la actual; pues la mayoría de las mujeres tenían hijos siendo todavía muy jóvenes.

Sin embargo, en las últimas décadas, salvo algunas excepciones, se ha producido un retraso en la edad media de maternidad. Un fenómeno que se extiende a la mayoría de los países desarrollados.

La temprana edad a la que nuestras abuelas y bisabuelas se quedaban embarazadas, provocaba que fuera menor el número de mujeres que tenían algún tipo de dificultad para concebir. ¿Por qué? Muy sencillo. Principalmente, porque muchos de los problemas asociados a la infertilidad surgen o se agravan con la edad. Problemas como: pólipos, miomas, obstrucciones, adherencias, etc.

Pero no solo es la mujer quien puede sufrir algún problema de fertilidad. También los hombres los padecen. Por ejemplo, la impotencia, la eyaculación precoz, la eyaculación retrógrada o la mala calidad espermática; son algunas de las causas más comunes de infertilidad masculina.

Donar óvulos es un bonito gesto que se convierte en un gran regalo para todas las mujeres y parejas que desean tener hijos mediante ovodonación. Gracias a la generosidad de muchas mujeres como tú, otras mujeres y parejas con dificultades para concebir, pueden lograr formar una familia.

Pero, una mujer que ya ha sido madre, ¿puede ser donante de óvulos? Hoy os respondemos a si la maternidad puede ser un impedimento para la donación.

¿La maternidad condiciona el hecho de donar óvulos?

La maternidad no es una condición que determine si una persona puede donar óvulos o no. Es falso afirmar que una mujer que ya ha sido madre no puede ser donante. También lo es afirmar que, al donar óvulos, aceleramos la llegada de la menopausia.

En realidad, las mujeres tienen un número determinado de ovocitos desde el momento en el que nacen. Este número es lo que se conoce como reserva ovárica. Cada mes (cada ciclo), esta reserva irá disminuyendo hasta que, con el paso de los años, se agote. Será entonces cuando alcancemos la menopausia y dejemos de menstruar.

La reserva ovárica, por tanto, disminuye de manera natural. Los óvulos que no utilizas los pierdes y dicha reducción no está ligada al proceso de donación.

Si deseas donar óvulos antes de ser madre, puedes hacerlo siempre y cuando no exista un impedimento para ello. Lo mismo que si deseas hacerlo después. No solo ambas opciones son posibles, sino que ninguna de ellas tiene porqué afectar a la posibilidad de poder volver a quedarte embarazada.

¿Por qué una mujer puede donar óvulos habiendo sido previamente madre?

El hecho de haber sido madre sin ningún tipo de dificultad médica, no solo no es un impedimento para convertirse en donante, sino que, en principio, será un indicativo de que se trata de una mujer joven, fértil y sana.

No obstante, como cualquier candidata al programa de donación, debemos realizar previamente todos los exámenes médicos habituales en el proceso de donación. Solo así podremos determinar si la candidata es apta para donar.

A continuación, te explicamos cuales son:

– La mujer donante debe tener entre 18 y 30 años.

– Lo más habitual (por una cuestión práctica) es que viva relativamente cerca de la clínica dónde realice la donación de óvulos.

– Debe tener un índice de Masa Corporal entre 18 y 25 (lo que la OMS considera un IMC normal).

– Comprobaremos su estado de salud general mediante diversos exámenes médicos, entre ellos, una analítica y una exploración ginecológica.

– También valoraremos que la donante esté preparada emocionalmente. Para ello, realizaremos un estudio psicológico y una entrevista personal.

– Por último, firmará todos los consentimientos para someterse al tratamiento y este podrá dar comienzo.

¿Podría haber sido madre y no poder entrar en el programa de donación?

Sí, es posible que, tras el embarazo, la mujer haya desarrollado algún tipo de patología que dificulte el proceso de donación de óvulos. Por eso, es importante realizar siempre y sin excepción las pruebas físicas y psicológicas antes mencionadas.

Además, algunas patologías podrían estar directamente relacionadas con su salud reproductiva. Problemas como adherencias uterinas o bloqueo de las trompas de Falopio a consecuencia del embarazo. También podría experimentar algún tipo de trastorno de la ovulación, diabetes o hipertensión, por ejemplo. Problemas que, en definitiva, le impedirían donar óvulos.

¿Existe un periodo determinado desde que ha sido mamá hasta que puede donar?

La Ley de Reproducción Asistida no establece un periodo determinado para este tipo de caso concreto. Sin embargo, los ginecólogos establecen un periodo recomendado. Este sería hasta que, por lo menos, la ovulación de la mujer tras el embarazo sea de nuevo estable y normal. Puede ir desde los dos meses hasta los dos años. De ese modo, la mujer tiene tiempo para recuperarse adecuadamente.

¿Cambia el número de veces que puede donar una mujer que nunca haya tenido hijos a una mujer que sí?

Con el fin de minimizar el riesgo de consanguinidad futura, las donaciones por parte de la misma donante se limitan de una forma u otra según el país dónde se viva.

En España, la Ley establece que pueden nacer un máximo de 6 bebés a partir de los óvulos de una misma mujer, incluyendo los hijos de la propia.

Si eres madre y te planteas la opción de donar tus óvulos, contáctanos y te asesoraremos sobre todo el proceso. Somos expertos en ovodonación y podremos aclarar todas tus dudas.