Desde 1988, en España contamos con una legislación encargada de regular la reproducción humana asistida, dado que es un tema que hay que tratar con una consideración específica.

En la actualidad, la legislación vigente es la Ley 14/2006 sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida, promulgada en mayo del 2006. Una de las legislaciones más completas y favorables para impulsar y establecer distintos procedimientos que permitan la reproducción humana, por lo que se considera una de las más vanguardistas de Europa.

La venta de óvulos no está estipulada en la Ley 14/2006, ya que no es considerado como un acto con fines lucrativos. Por contra, se contempla que la donación de gametos es un acto voluntario, altruista y anónimo que recibirá una compensación económica.

En este post de Equipo Juana Crespo te contamos por qué no se pueden vender óvulos en España, así como los diferentes matices que existen.

¿Por qué está prohibido vender óvulos?

En España, la Ley 14/2006 es la que regula todo lo referente a la donación de semen, ovodonación y donación de embriones. Todos estos procesos están permitidos en la legislación vigente siempre y cuando se realicen bajo un contrato gratuito, formal y confidencial entre el donante y el centro médico autorizado que realizará el tratamiento.

En cumplimiento con esta ley, no se pueden vender óvulos, sino que la ovodonación debe ser completamente altruista. Y es que los gametos deben ser exclusivamente utilizados para ayudar a una mujer a concebir.

Otro aspecto importante es que la donación debe ser anónima y las clínicas tenemos la obligación de garantizar  la confidencialidad de los datos de los donantes de gametos.

¿Por qué se recibe la compensación por donar óvulos?

Pese a que no se pueden vender óvulos, la ovodonación es un gesto de generosidad en el que se recibe compensación económica. No por la entrega de los gametos, sino como compensación de las molestias y gastos asociados a la donación.

La legislación vigente en España contempla que, quienes sean donantes de gametos en clínicas privadas, podrán recibir una cantidad de dinero que sirva para contrarrestar algunos aspectos del procedimiento, tales como:

  • Pequeñas molestias físicas producto de la estimulación folicular y de la punción a la que se someten las donantes.
  • Gastos de desplazamiento hasta la clínica.
  • Tiempo invertido en el  procedimiento.
  • Ausencias laborales para asistir a las consultas y a los procedimientos.

Es importante señalar que la donante sólo recibirá la compensación una vez que complete todo el proceso de donación y, siempre teniendo en cuenta que se trata de un acto que no tiene como objetivo el lucro económico.  Así que vender óvulos no se considera una posible opción.

Ventajas de donar óvulos

La Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida es el órgano que da consejo sobre la administración de la Ley, y tiene estipulado que la contribución por la ovodonación oscile entre 800 y 1000 euros.

El hecho de donar óvulos y recibir esa contribución económica no es el principal beneficio para las donantes. Y es que como donante, este proceso ofrece una serie de beneficios tales como:

  • Completa revisión de tu salud ginecológica, así como de la condición reproductiva.
  • Completo y valioso estudio genético, lo que será muy util si en el futuro decides tener hijos.
  • Atención médica integral. En Equipo Juana Crespo velaremos por tu salud física y mental.

Ser ovodonante te ofrece un sinfín de ventajas sin riesgo de posible consecuencia de donar óvulos negativas. Y para poder serlo simplemente tienes que:

  • Tener entre 18 y 30 años. Pese a que la legislación permite la donación hasta los 35 años, en Equipo Juana Crespo consideramos la edad ideal para la donación antes de los 30.
  • Buen estado de salud.
  • Índice de masa corporal entre 18 y 25.

Donar óvulos es un proceso muy sencillo se puede dar la oportunidad a otra mujer de dar vida. Por ello, la ovodonación es un proceso que llena de satisfacción a la mujer donante: sabe que sus óvulos estarán ayudando a traer al mundo un nuevo ser humano, no supone riesgos para su salud y, además, recibes una pequeña compensación económica para paliar las molestias ocasionadas por el procedimiento.

En Equipo Juana Crespo te ayudamos a ser donante de óvulos. Ponte en contacto con nosotros y te facilitaremos toda la información.

Si en cambio sigues con la idea que se pueden vender óvulos y quieres llevarlo a cabo, has de saber que es un acto ilegal y podría tener consecuencias legales sobre ti.